Hábitat del guepardo

Se cree que África es el hogar natal del guepardo, sin embargo, durante la Edad de Hielo fueron capaces de moverse hacia Asia. Es probable que migraran en un esfuerzo para encontrar sus fuentes de alimento. Algunas regiones pequeñas en Irán son también el hogar del guepardo. Existen esfuerzos de conservación para conseguir repoblar diversas regiones de la India, aunque esto puede ser una tarea difícil de realizar.

guepardos en africaSe cree que fueron completamente eliminados de la India desde 1952, sin embargo, con esfuerzos de conservación, es probable que puedan prosperar en la actualidad. Se han realizado numerosos estudios que plantean que la repoblación de guepardos en la zona no sería una amenaza para el resto de las especies que habitan en el lugar, de hecho, ayudaría a que muchos de ellos no mueran de hambre debido a la superpoblación de su propia especie.

El guepardo es en realidad una criatura muy tímida, lo que significa que a menudo está bien escondido. Suelen mezclarse bien con su entorno, lo que utilizan como mecanismo de defensa pues tienen dientes pequeños que no están equipados para combatir a los depredadores, además pueden escapar a la velocidad del relámpago si sienten que han sido detectados.

El Parque Nacional del Serengeti, en África, es el hogar de muchos de los guepardos que quedan en estado salvaje actualmente y un gran número de personas viajan a este país para una aventura increíble. Van a conocer a los diversos animales a través de un safari guiado, esto puede ayudar a las personas a ser más conscientes de estos animales y la necesidad que tienen para su propia supervivencia.

Las poblaciones de toda Argelia y Níger parecen haber disminuido en sus números de guepardos restantes pues gran cantidad de su hábitat ha sido eliminado, una razón por la que se les hace difícil encontrar comida.

El guepardo es capaz de vivir en  diferentes tipos de hábitat. Se pueden encontrar viviendo en zonas del desierto con temperaturas  extremadamente calientes, en las praderas, donde el clima es húmedo y pantanoso, en los densos bosques, así como en las montañas.

Por lo general son capaces de sobrevivir en cualquier lugar que les ofrezca la posibilidad de encontrar a otros animales de los que puedan alimentarse. Debido a que no son muy adaptables a los cambios ambientales se les hace difícil hacer frente a la lucha por evitar la extinción.

Los esfuerzos de conservación seguirán tratando de obtener tanta protección como sea posible para el guepardo. Deseamos tener grandes extensiones de tierra donde puedan deambular libremente sin riesgo de perder la vida, queremos ver a estos animales en mejores condiciones en cautiverio para que de esa manera puedan ser un día liberados en la naturaleza.